Cómo decidir el destino de tus vacaciones

25 febrero 2016

Seguro que no es la primera vez que te encuentras indeciso en el momento de decidir dónde pasarás esos días que tanto anhelas. En primer lugar, no te sientas mal. Es algo muy normal y ocurre más de lo que puedas pensar. En ocasiones ocurre el mágico milagro que aúna tiempo y dinero, y como no es del todo habitual, nos desconcertamos y pasamos días y días pensando en las decenas de países que nos morimos por visitar desde que somos niños. No pasa nada. Vamos a echarte una mano para que ahorres en tiempo de decisión y pases a la acción en el destino que elijas, que es lo importante.

Hoy te proponemos una serie de pautas para que te encuentres en la situación que te encuentres relativa a tiempo y dinero puedas igualmente disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Tiempo

¿De cuánto tiempo dispones? ¿Un fin de semana, cuatro días, una semana?

Es esencial tener en cuenta los días que quieres viajar, que a veces no tienen por qué ser todos los que tienes libres. Supongamos que solo dispones de un fin de semana. No te tortures. Existen muchísimos planes a los que te puedes amoldar. Por ejemplo, escapadas dentro de la Península, dependiendo del lugar en el que residas. Dos días de relax en una casa rural, en un hotel-spa, en un refugio de montaña, en una casita alquilada en la playa. Si no te importa ir con un poco de prisa, también puedes optar por hacer un mini viaje a alguna ciudad de Europa. París no está lejos y en dos días, bien organizado, te da tiempo a disfrutar de varias de sus atracciones turísticas.

Si dispones de cuatro días, la mejor opción que podemos recomendarte es que vayas a un destino de nieve, o a algún lugar que te ilusione en Europa, que no está excesivamente lejos. Praga, Roma, Venecia o Grecia serían buenas opciones. Si eres de los que busca resquicios de calor, no puedes perderte cuatro soleados días en las Islas Canarias. Si tienes una semana ya estamos hablando en serio de vacaciones y aquí si que la decisión se nos puede complicar un poco más, puesto que las opciones se multiplican. Una semana en el Caribe, visitando la histórica Cuba, o una semana de esquí en los maravillosos parajes de Austria. También puedes disfrutar de las costas, o si eres de turismo urbano, hacer una visita a Estados Unidos. Una semana no es mucho tiempo para ir tan lejos, pero te aseguramos que es posible. Te proponemos Nueva York.

Dinero

Por suerte o por desgracia sin él no podemos funcionar. Y es un aspecto muy a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro destino vacacional. Si dispones de poco presupuesto te recomendamos que elijas una escapada nacional, tal vez en coche que puede resultar divertido y puedes parar donde te venga en gana. También en algunas webs puedes encontrar ofertas de última hora a muy buen precio para dos noches en Europa.

Si tu presupuesto es medio, quieres gastarte dinero en tus vacaciones pero no todo lo que hayas podido ahorrar, lo mejor es no irte demasiado lejos, así que si esta es tu situación, olvida lo de Nueva York y piensa mejor en Venecia o Estambul. Si viajas a uno de estos lugares con este presupuesto podrás tener mejor controlados los gastos y que no exista el peligro de que se te vaya la mano al bolsillo.

Si tu presupuesto es alto, tienes más opciones. Puedes viajar más cerca y gastarte más o viajar más lejos controlando los gastos. En este caso empieza a fantasear con lugares lejanos y exóticos, que puedes.

Época del año

Por último, debes tener en cuenta que hay destinos en los que es mejor ir en un momento del año u otro. Asegúrate de ello antes de darle rienda suelta a tu imaginación.