Cómo entretener a los niños en vacaciones

18 diciembre 2015

Las vacaciones navideñas son un periodo genial para estrechar lazos con los niños. Ellos disponen de todo el tiempo y nosotros de una extra de paciencia e ilusión que nos acerca mucho a ellos. Pero en ocasiones tenemos que ir trabajar y alguien debe cuidar de ellos, o simplemente se aburren de tener tanto tiempo libre. En esos casos creemos que te pueden ayudar unos consejos.

1. Cocina con ellos

Además de que recientemente está de moda entre el público infantil, es algo que hay que hacer siempre por lo menos tres veces al día y los niños agradecerán ser mayores y saber algo más que freír un huevo.

A ellos les encanta participar en todo lo que tú hagas y si los estimulas en la dirección correcta pincharás su curiosidad para que quieran ayudarte a preparar platos. Piensa que en las copiosas comidas navideñas hay mucho plato por cocinar, quizá es buena idea que los más pequeños de la casa te ayuden con algo sencillo como el aperitivo.

Los postres suelen gustar mucho y prepararlos puede ser muy divertido, aunque también si se te va de las manos, un poco sucio. Unas galletas de mantequilla decoradas, unos cupcakes con toppings de colores , un tarta de queso con arándanos, son tres ideas muy sencillas y que harán que los niños se sientan partícipes de la misma actividad en la que estás inmerso tú.

2. Juega al cuento multiautor

Seguro que os habéis dado cuenta de que cada vez más, los adultos vamos perdiendo la conexión con los niños de nuestro alrededor. Da igual que sean hijos, hermanos, primos, amigos… hay un punto en el que ya no estamos en la misma frecuencia. Así que te recomendamos que hagas todo lo posible por recuperarla los ratos que estés cerca de ellos.

Con tanta distracción tecnológica, los niños y los adultos, nos hemos olvidado de lo divertido que puede llegar a ser realizar actividades en familia como la que te proponemos.

Los niños suelen terminar de comer antes que los adultos, que durante las fiestas, alargamos los festines como si no hubiéramos comido en varios meses. Así que ese es un buen momento para jugar al cuento multiautor. Intentad que toda la familia participe. Coged un folio en blanco y empezad el cuento con una frase. Doblad el papel, tapando la frase que habéis escrito, y pasad la hoja. Al final de la hoja, cuando esta ya no pueda doblarse más, seguro que encontraréis una historia con un poco de cada uno de vosotros.

3. Haced unas escenas

Seguro que les encantará. Da igual que haya un solo niño o varios, propón un tema sobre el que hacer una pequeña obra de teatro y dales un tiempo límite para crear un guión, escenario, vestuario, maquillaje, efectos de sonido… Si son varios niños podrán hacerlo en más tiempo y de forma más elaborada, si es solo un niño, le resultará muy divertido que le pongas tiempos límite imposibles para que tenga que disfrazarse con cualquier cosas que tenga a mano.

Si tienes más tiempo y quieres involucrarte un poco más, te proponemos que hagas fáciles adaptaciones de cuentos clásicos o de obras de teatro para que puedan aprendérselas y practicarlas. Es una buena opción cuando vienen amiguitos a dormir a casa.

4. Programa de entrevistas

No solo nos gustaría que los niños estuvieran entretenidos, si no que también les echaras una mano en eso de adquirir un punto de vista crítico y crecer con valores forjados. Por ello hemos pensado que puedes jugar con ellos a crear un programa de entrevistas. Decidle a quien hay que entrevistar y que se prepare las preguntas que considere adecuadas para esa persona. Veréis qué curioso es observar lo que dicen los niños. Acompañadles y grabad con el móvil las preguntas y respuestas. Después enseñadle el resultado y animadlo a mejorar y a buscar nuevas víctimas a las que entrevistar.