Seis consejos para aumentar tu seguridad al volante

19 noviembre 2015

Las prisas, las distracciones y la monotonía no son buenas compañeras de viaje. Cuando nos sentamos y nos acoplamos a nuestro asiento debemos seguir unas pautas. Para nosotros, tu seguridad es lo más importante y por ello te explicamos lo que debes comprobar antes de arrancar el coche: empieza por ajustar correctamente el asiento, también el volante y sin olvidarnos del reposacabezas. ¿Arrancamos?.

1. Comprueba la distancia del asiento a los pedales

En primer lugar comprueba la distancia de tu asiento a los pedales. Pisa a fondo el pedal de embrague, el más lejano, y comprueba que llegas cómodamente. No te olvides de apoyar el pie derecho en el acelerador, la pierna te quedará ligeramente flexionada. Recuerda que es vital poder reaccionar a tiempo en caso de frenada brusca o accidente.

2.Fija la altura del asiento

Cuanto más baja sea la posición del asiento menos te afectarán los movimientos de la carrocería, aunque nunca se debe perder la visibilidad delantera por estar demasiado bajos.

3.Regular el retrovisor

El espejo retrovisor central ha de coincidir aproximadamente con la luneta trasera. Cuando lo utilices nunca debes forzar ningún movimiento con tu cabeza, solo de los ojos. Si es posible, deja la bandeja del maletero libre de obstáculos. También puedes regular los retrovisores derecho e izquierdo, toda precaución es poca.

4.Postura correcta con el volante

Al regular la altura del volante debes de evitar que las rodillas choquen con la parte inferior del volante. De este modo también podrás ver los cuadros de instrumentos del coche y la carretera. Además, recuerda agarrar con firmeza el volante cuando conduces y siempre con las dos manos.

5.Regular el reposacabezas

Como el objetivo del reposacabezas es reducir las lesiones de cuello tampoco debemos olvidarnos de regularlo correctamente. Para ello debes comprobar que a la altura de tus ojos debes colocar la parte superior del reposacabezas. Y también tienes que tener en cuenta que la parte trasera de la cabeza debe ir tocando el reposacabezas. Cuanto más separes tu cabeza del contacto del reposacabezas mayor será la probabilidad de lesión por latigazo cervical en caso de accidente.

6.Limpiaparabrisas

Asegúrate de que los limpiaparabrisas están en buen estado y el depósito de agua jabonosa lleno. Son elementos imprescindibles si se pone a llover, hay heladas o poca visibilidad. ¡Además no cuesta nada!.

Después de hacer todas estas comprobaciones solo nos queda desearte ¡un feliz viaje! :-)