Recomendaciones para no deshidratarse al volante

12 agosto 2015

A veces pensamos que uno de los mayores peligros para conducir es el alcohol, pero nunca tenemos en cuenta que conducir deshidratado puede ser igual de peligroso. Uno de los motivos por el que podemos sentir los efectos de la deshidratación es el calor que está haciendo este verano con las sucesivas olas de calor que estamos padeciendo. Por ello os recomendamos unas pautas para que podamos conducir tranquilos:

  • Es fundamental ventilar el vehículo, sobre todo si ha estado estacionado al sol.

  • Evita las horas donde el sol aprieta con más fuerza.

  • Conduce con ropa adecuada.

  • Para evitar deslumbramientos al amanecer o al atardecer usa gafas de sol.

  • Muy importante es beber líquidos antes y durante el viaje.

  • En tu viaje, es recomendable parar cada 2 horas o aproximadamente cada 200 kilómetros.

  • Estaciona el vehículo en la sombra.

  • Realiza comidas ligeras para evitar que te entre sueño.

Pero no sólo nos debemos preocupar de nosotros mismos, sino que también juega un papel fundamental el estado de tu vehículo:

  • Mantén un nivel adecuado de líquido refrigerante.
  • Comprueba antes de tu viaje, que el aire acondicionado funciona correctamente.
  • Si el radiador de tu coche se caliente mucho durante el trayecto, es recomendable activar el aire acondicionado para que este pueda bajar la temperatura.

Con estos #AmigoConsejos puedes emprender tranquilo tu viaje para evitar la deshidratación… ¡Buen viaje!